Si resultas contratado por un negocio, tendrás la obligación de hacer la formación de Prevención en Riesgos Laborales (PRL). Esto es una prueba que, una vez superada, certifica que estás preparado para enfrentarte a los posibles peligros que puedes encontrarte en el puesto.

Su cumplimiento es ineludible y nosotros te facilitaremos los medios para que puedas realizarlo. Por nuestra parte tenemos la obligación de informarte de la necesidad de su cumplimiento y de formarte ofreciéndote el material necesario para  que puedas hacerlo.

¿Encontró su respuesta?